Testimonio de un soñador

 el soñador

Por –F– 

Puede que sean mis únicas líneas… pero al menos tengo el confort de que la existencia no las comprimirá de mala manera. En fin, si hay algo que he notado en este período es que los sueños no te permiten ir más alla de los que quieres. El soñar limita porque acota, detiene y perturba. Te exige, te mata y te tienta a sacar lo peor de ti para lograr ser tu ideal. Lo complicado en este momento es poder definir un enfoque claro… no me he perdido en un cerro, no he comido insectos ni nada, por lo que no he vivido experiencias extremas, pero sí he caminado borracho por las calles de santiago en horarios no aptos para personas, he bebido con vagabundos y he compartido fogatas con pordioseros. A fin de cuentas, que nos hace mas o menos persona… que nos transforma en un soñador. Por ejemplo, siempre soñé con ser como el tipo de american psycho, el de taxi driver o el de la naranja mecánica… aún no lo logro, pero eso ¿qué significa? ¿tengo que usar gorros ridículos, impermeables de esos que sirven para capear la lluvia, o hablarle al espejo de manera dudosa?

 

Lo único claro de todo esto es que estoy diseñado (com un robock) para obedecer órdenes, lo que es penoso y me hace ser un soñador… un tipo frustrado que no logra nunca la meta, que llega y mira al ganador. Lo más triste es que según yo este cuento es terrible viejo y a fin de cuentas soy un tipo aún mas penca que Jorge González, que decía cosas parecidas queriendo ser cool (porque esa es la palabra). Y pese a todo lo que se pueda decir nunca llegaré a nada, y mi único consuelo será ver películas de chan woo park, y tratar de imaginarme como al tipo se le ocurren cosas así. O ver Vistor Q y tratar de hacer de mi vida un película así… rara, tragicómica pero deprimente a la hora de la cuenta final. Quizás los años no permiten un ocaso sereno ni una agonía pacífica, pero la frialdad con la que me miran aquellos ojos cada mañana me obliga a plasmar ideas como éstas para escarnio propio. En fin, pese a todo me quedo con el fracaso de Jorge González y con lo exagerado de la prosa, porque realmente creo que no puede haber nadie peor que él.

–f–

Un comentario en “Testimonio de un soñador

  1. defina por favor “ganador”
    ganador de cosas materiales?
    ganador de obtener cada dia un monton de cosas inutiles, superficiales, que aumentan la vaciedad espiritual del hombre? o
    ganador en darse al que está cerca?
    ganador en sentir el dolor del pordiosero, del borracho de la calle y de los que viven bajo el puente?

    qué es un ganador?
    quién es finalmente el “ganador” ?

    saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s