Realidad Real

por pelusón

Desde hace un par de años atrás, nuestros acéfalos creativos nacionales han importado un conocido formato del mainstream televisivo internacional: me refiero al fenómenos de los reality shows. Espacios televisivos, que cierto canal comenzó a producir y que no se han detenido desde el primer día que comenzaron a emitirse.

Eternos sobrevivientes de guerras nucleares por el rating, pese a ser un bajísimo aporte y con una trama conocida con antelación (casi como una telenovela venezolana), han sido inextirpables de la parrilla programática chilensis (junto con Don Francisco y el cura que habla después de las noticias) y de las preferencias de sus seguidores más acérrimos.

Esta vez no iré contra la corriente, así que acá va mi idea:

Comenzaré con un supuesto. El chileno promedio es chismoso y morboso al extremo, y con el cerebro contaminado con cafeína, nicotina, el carrete tóxico de los fines de semana, el esmog capitalino y el olor a sobaco. Ah, y quizás un detalle aún más fascinante: Conoce más detalles sobre la vida de la gente famosa que la de su propia familia.

Por lo tanto ese es mi target market, y mi idea es hacer lo mismo pero más crudo y verosímil: sin ningún tipo de censura, aunque haya que mostrar a un micrero rascarse el trasero o una jovencita del barrio alto manteniendo relaciones mientras sus padres van a comprar pan (ah, verdad que alguien me robó esa idea). Voy a quitar los llamados telefónicos y hacer el sistema de eliminación cuerpo a cuerpo y todo vale, aunque el derrotado termine dibujado en la acera a la mañana siguiente (al menos es real, ¿no?), y colocando a carabineros y otras personas referidas al aparataje judicial en la conducción del espacio.

La idea es en general reunir a una decena de individuos considerados como lacras sociales, exhibir en pantalla todo lo que rehusamos ver a diario y que creemos que no existe, juntarlos en un espacio común y ver que pasa. Un infierno catódico en el que usted puede participar echado en su sofá y con control en mano. Les aseguro que al poco tiempo nos vamos a sentir tan identificados con los participantes que se van a volver nuestros mejores amigos. Porque al final, ante Dios, la Ley y la TV somos iguales.

2 comentarios en “Realidad Real

  1. Sabi me dio lata leer el articulo.

    Todavia existen los reality, el rollo reality esta pasao de moda….QUE FOME !
    Oye que onda estamos en el 2007……falta nada para 2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s