Retrato de un INFJ:
Por Favor, Comprendeme
Los INFJ se concentran en las posibilidades, piensan en términos de principios y llegan con facilidad a determinar sus conclusiones. El pequeño porcentaje de este tipo (1%) es lamentable porque dicho grupo manifiesta una gran energía para fomentar el bienestar de otros y disfrutan cuando se les da la oportunidad de ayudar al prójimo. Estas personas se caracterizan por una profunda personalidad; son en sí mismas complejas y saben entender y tratar a la vez a gente complicada o asuntos de difícil resolución.

Es muy posible que el INFJ tenga visiones de acontecimientos humanos ocurridos en el pasado, venideros o presentes. Si una persona muestra habilidad para entender fenómenos síquicos, es casi seguro que será un INFJ. Los INFJ son capaces de apreciar o Òsentir,Ó en muchos casos, las emociones de otros, incluso antes de que estos últimos se den cuenta de las mismas. Los INFJ llegan a intuir la bondad y la maldad que se desprenden de otros, aunque no sepan cómo llegaron a apreciar dichos aspectos. Sin embargo, cualquier acontecimiento posterior a esa ÒsensaciónÓ parece corroborar la impresión que ha experimentado el INFJ.

Por lo general, los INFJ son buenos estudiantes y logran su propósito académico con una creatividad sin pretensiones. A la vez tienden a ser perfeccionistas que se dedican con excesivo celo a un trabajo que no requiere mayor atención o esfuerzo. No son líderes natos, aunque sí influyen en gran modo entre bastidores.

Resulta muy difícil conocer bien a un INFJ. Su vida íntima es muy rica y activa. Y sólo la comparten con aquellas personas a quienes tratan con frecuencia y les tienen gran confianza. De lo contrario, se cierran en sí mismos. Por su natural tendencia a la introyección, se les puede herir fácilmente al ser mucho más vulnerables que cualquier otro grupo. A veces incluso sorprenden a aquellas personas que creen conocerlos bien ya que, de pronto, en momentos inesperados, se comportan de un modo que sorprende hasta a los más allegados. Y no es que los INFJ sean contradictorios; ni mucho menos, su conducta es consistente y valoran su integridad. Lo que ocurre es que su personalidad resulta compleja y complicada a tal punto que llega a sorprenderles incluso a ellos mismos.

Los INFJ tratan de complacer a otros, para lo cual se esfuerzan en aportar su mejor estado de ánimo sea cual sea la situación. Prefieren estar de acuerdo con las opiniones de otras personas ya que consideran cualquier conflicto como algo desagradable y destructivo. Un INFJ experimenta percepciones extrasensoriales más que ningún otro tipo aunque es verdad que todos son capaces de apreciar dicho fenómeno. Los INFJ experimentan vívidas imágenes que se manifiestan tanto en la memoria como en la intuición, lo cual le da un aspecto genial que otros aprecian como ciertas manifestaciones místicas. Gracias a dicha imaginación los INFJ componen excepcionales y complejas obras de arte en la música, en sistemas matemáticos, en poemas, en dramas, en novelas. De hecho, los INFJ son los tipos más poéticos. Así como un ENTJ no sabe no dirigir, los INFJ deben de intuir. Esta característica se proyecta a la gente, a los objetos, a los acontecimientos, formulando visiones, presagios, imágenes visuales y auditivas de hechos por acontecer. Los INFJ son capaces de comunicarse con personas ausentes.

Copyright © 1990 David Keirsey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s